916690792
Seleccionar página

En ocasiones, no somos verdaderamente conscientes de la importancia que tienen las redes de saneamiento de aguas residuales en nuestras vidas. Sin ellas sería imposible este grado de seguridad y salud públicas. De hecho, son tan importantes que muchas de sus características se encuentran establecidas en normativas de nuestro ordenamiento jurídico como el Código Técnico de Edificación. Hoy veremos algunas premisas claves de la normativa de desagües de viviendas en nuestro país. Vamos allá.

Qué son los desagües de un domicilio

Pero, antes, conviene hacer un alto en el camino para conocer en profundidad el significado de los desagües de una vivienda. En concreto, se trata del conjunto de tuberías, cañerías, bajantes, canales, accesorios y más estructuras dedicadas a la evacuación de las aguas residuales y pluviales desde los edificios al alcantarillado público. En ese sentido, son estructuras fundamentales.

No obstante, y como es lógico, la ley contempla que todos esos elementos que la conforman cumplan con un gran abanico de condiciones. No por capricho, no, sino para que sean verdaderamente efectivas a la hora del traslado de aguas residuales y por tanto de la protección de la salud pública frente a los microorganismos y patógenos que se encuentran presentes en las mismas.

que son los desagues de un domicilio

Objetivo

Como ya hemos avanzado, el objetivo de la normativa de redes de saneamiento es garantizar que todo va del modo en que debe ir. Un ejemplo muy claro lo encontramos en los pozos ciegos. En nuestro país, desde hace ya mucho tiempo, son estructuras prohibidas debido a que pueden contaminar las tierras y aguas que hay al alrededor naturalmente, lo que supone un peligro para la salud humana y animal. Otro ejemplo son los cierres hidráulicos, obligatorios según nuestro marco jurídico.

Localización

Uno de los temas más importantes dentro de las normas que afectan a los desagües de una vivienda tienen que ver con la localización y la geometría. Y aquí las cosas están muy claras: el trazado de la red debe ser lo más sencillo posible. Nada de florituras en el diseño. Nada de contradecir lo que ha demostrado funcionar millones de veces. Además de facilitar el funcionamiento, situar los desagües en el lugar indicado con forma indicada facilita la intervención en caso de obstrucciones y otros problemas.

normas que afectan a los desagues de una vivienda

Normas que afectan a los desagües de una vivienda

En la normativa de redes de saneamiento también vienen incluidas disposiciones sobre elementos bastante más pequeños, pero igualmente importantes. Es el caso del bote sifónico. Su distancia del inodoro al bajante no debe superar los dos metros. Es un requisito mínimo para su perfecto funcionamiento.

En cuanto a las propias bajantes, no deben en ningún caso disminuir su diámetro a medida que vayan yendo hacia abajo. Además, sus materiales de fabricación deben ser ligeros y autolimpiables para garantizar que la salubridad reina por encima de todo. También es necesario incluir sistemas de ventilación.

Ley de Propiedad Horizontal

Pero existen muchas otras premisas más allá de lo indicado anteriormente. Por ejemplo, la que obliga a una inclusión de sistemas separativos de la red de evuación residual y de la red de evacuación pluvial. O como la que exige que los materiales empleados para la fabricación de las válvulas de desagüe sean inoxidables. Y también es muy importante todo cuanto tiene que ver con las obligaciones de inspección: 5 años para lavar las arquetas y 10 años para la inspección general. Hay que garantizar que todo marcha correctamente.