916690792
Seleccionar página

La invención y desarrollo de las redes de saneamiento de aguas residuales no solo nos han proporcionado la comodidad más absoluta a la hora de deshacernos de estos residuos, sino que también han aportado mucha seguridad y salubridad a las sociedades modernas. No obstante, una mala instalación o un mal uso de varios elementos de estas mismas redes pueden poner en peligro la salud pública. De ahí que sobre ellos pesen las normativas formales. Hablemos de la normativa para fosas sépticas.

¿Qué normativa se aplica a las fosas sépticas?

Las fosas sépticas son estructuras construidas en la tierra con la finalidad de recibir las aguas residuales de las viviendas ubicadas fuera del alcance del alcantarillado público. Y no solo eso: también proporcionan una gestión y tratamiento de las mismas mediante la acción bacteriológica. Son muy importantes.

Pero también tiene su punto de riesgo si no están fabricadas de la manera óptima. Y en ese sentido, tanto en nuestro país como en la Unión Europea existen una serie de normas para las fosas sépticas que hay que seguir meticulosamente para evitar sanciones por parte de los organismos responsables.

que normativa se aplica a las fosas septicas

A nivel europeo

La Unión Europea ha trabajado mucho en los últimos años para garantizar la salubridad de los procesos que persiguen el tratamiento de las aguas residuales en los estados miembros. En la actualidad, estos esfuerzos se encuentran materializados en la Directiva 91/271/CEE, en la que aparecen recogidas las disposiciones y las obligaciones de los propietarios de los inmuebles respecto al tratamiento de las aguas residuales previo a su vertido en la naturaleza.

A nivel estatal

Por supuesto, en España también hemos abordado este delicado asunto. Y la Prueba de ello es que existen y operan hasta cinco normativas diferentes que afectan a las fosas sépticas: el Real Decreto 1315/1992 sobre la protección de aguas subterráneas, el Real Decreto 11/1995 sibre el tratamiento de aguas residuales para la mejora de la calidad del agua continental y marítima, el Real Decreto 1/2001 donde se aprueba la Ley de Aguas, el Real Decreto 314/2006 y el Real Decreto 1620/2007.

A nivel autonómico

Pero la cosa no termina ahí. Además, también debemos tener en cuenta ciertas normativas autonómicas que operan en la región como la Ley 1/2006 de Aguas, el Decreto 459/2013 sobre los vertidos efectuados desde tierra hasta el mar o el Decreto 196/1997 en el que quedan establecidos los procedimientos de autorización del uso en la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre y de vertido desde tierra al mar. Todas ellas son fundamentales.

multas por no regirse a la normativa de fosas septicas

Normativas técnicas

Por último y más allá de todas las anteriores, existen una serie de normativas técnicas internacionales como son la UNE ISO-EN 12566 sobre sistemas de depuración de aguas residuales domésticos prefabricados o la UNE-EN 13636 V2 sobre la protección catódica de tanques metálicos enterrados y de sus tuberías. Todo este corpus normativa debe seguirse escrupulosamente para evitar las multas por no regirse a la normativa de fosas sépticas en nuestro país.

Multas por no regirse a la normativa de fosas sépticas

Como hemos podido comprobar, existen múltiples normativas y leyes a las que debes atenerte a la hora de fabricar o instalar una fosa séptica cerca de tu vivienda. Y por lo tanto múltiples sistemas de sanciones. Pero aún así podemos establecer una media: las infracciones leves podrían conducir a multas de 10.000 euros.

En el caso de infracciones medias, las sanciones económicas podrían oscilar entre los 10.000 y los 50.000 euros. Por su parte, las infracciones graves podrían suponer multas de 50.000 a 500.000 euros. Finalmente, las infracciones muy graves tienen sanciones de entre 500.000 y 1.000.000 de euros.