916690792
Seleccionar página

El agua que bebes cada día a través de los grifos de la ciudad de Madrid procede de catorce embalses diferentes y de otras muchas captaciones subterráneas que incluyen más de ochenta pozos. El agua que se acumula en estos lugares se somete a controles de calidad y tratamiento para asegurar su potabilidad. Es de donde procede el agua de Madrid, incluyendo todos los municipios y partes de la región. ¿Quieres saber más sobre de dónde viene el agua de Madrid?

Cómo se obtiene el agua de Madrid

La capital de España no cuenta con un gran río caudaloso que transcurra por la ciudad y que pueda abastecerla. Sin embargo, sí que está rodeada de otros muchos ríos que traen una gran cantidad de aguas desde las grandes sierras de la Península. A fin de cuentas, la ciudad consume más de 1.300.000 metros cúbicos de agua solamente en un día. No te extrañará, por lo tanto, que se necesiten tantos espacios donde almacenarla solo para el consumo de la capital.

 En resumidas cuentas, es de la lluvia y el deshielo de donde viene el agua que bebemos en Madrid. Sin embargo, esta no llega en el mismo estado. Cuando se descongelan las montañas, esa agua va a parar a los ríos. Estos a su vez se vuelven más caudalosos gracias a esta agua y a la lluvia. Una parte del agua de los ríos va a parar a los embalses. A su vez el propio embalse acumula agua con las lluvias. Por si fuera poco, también se extrae agua de los pozos, humedales y aguas subterráneas.

Embalses

De los embalses es de donde viene el agua del grifo de Madrid. Estos son reservas de agua para abastecer la ciudad. En la Comunidad de Madrid están los embalses de Pinilla, Riosequillo, Puentes Viejas, El Villar y el Atazar que recogen agua del rio Lozoya. Además, los de Navacerrada, Santillana y El Pardo la recogen del Manzanares. La Jorosa, Los Arroyos y Valmayor del Guadarrama. Por otra parte, San Juan y Picadas la recogen del Alberche. Por último, está el embalse de Pedrezuela que se abastece con el Guadalix.

neas.

Captadores de agua subterránea

Aunque los embalses son la principal fuente de donde viene el agua del canal de Isabel II, también se obtiene de acuíferos y humedales. Por eso, existen diferentes pozos de donde se extrae agua para la ciudad. Desde estos puntos se extrae agua que puede enviarse a los embalses o directamente a fuentes o canales cercanos.

Canal de Isabel II

El Canal de Isabel II comienza a desarrollarse como proyecto a mediados del siglo XIX. La gestión del mismo hace posible que toda la región pueda contar con un buen suministro de agua. ¡Imagina la infraestructura de este sistema! Son más de 17.000 kilómetros de tuberías, sin contar los grandes depósitos en los que se almacena toda esa gran cantidad de agua.

Agua de Madrid: composición

En otras ciudades del mundo, o incluso de España, el agua de grifo no puede beberse o es preferible no consumirla de esta forma. Sin embargo, según estudios realizados por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) el agua de Madrid es una de las cinco mejores de España. No solo es considerada tan buena por su sabor, sino también por la calidad de sus propiedades.

Es de la sierra de donde sale el agua potable de Madrid, pero se realizan diversos controles a través del Canal de Isabel II. Estos exhaustivos controles aseguran que sus tratamientos de potabilización en diversas estaciones velen por la calidad del agua y consiguen esta popularidad.