916690792
Seleccionar página

Lo primero que debemos tener en cuenta respecto a la construcción de los pozos ciegos es que, al menos en nuestro país, se encuentra totalmente prohibida. Por esto este tutorial va dedicado a quienes vivan en otros países en los que este sistema de gestión de aguas residuales de viviendas está permitido. En ese sentido, es muy importante considerar en la ecuación factores claves como la inclinación del terreno, la profundidad de la apertura, el diámetro del pozo o los materiales de construcción de las paredes.

Qué es y para qué sirve un pozo negro

Los pozos negros son agujeros hechos en la tierra para verter las aguas residuales y fecales de viviendas que se encuentran desconectadas de la red de alcantarillado municipal. En ese sentido suelen estar presentes en zonas rurales especialmente. Durante buena parte de la historia moderna de España, el territorio nacional se encontraba lleno de estas estructuras. Hasta su prohibición.

¿Pero por qué fueron prohibidos los pozos negros? Pues porque estos agujeros, a diferencia de las llamadas fosas sépticas, no realizan tratamiento alguno de las aguas residuales. Es decir, no las descompone, de modo que las aguas sucias penetran en la tierra a través de filtraciones. Esto, a su vez, una fuente de peligro y amenaza debido a la contaminación de los entornos naturales.

que es y para que sirve un pozo negro

Consejos para construir un pozo ciego

Lo vamos a repetir por tercera vez para que quede muy claro: no puedes construir un pozo ciego en ninguna región de España. En su lugar, y si tu vivienda se encuentra desconectada de la red de alcantarillad público y necesitas un sistema de gestión de aguas residuales, debes optar por las fosas sépticas. Estas sí se hallan dentro de la legalidad, aunque tienen que cumplir ciertos requisitos.

No obstante, muchas personas quieren conocer cómo hacer un pozo ciego paso a paso por curiosidad. Tal vez porque, como hemos apuntado antes, viven en países en los que estas estructuras están permitidas. Sea cual sea el caso concreto, a continuación vamos a dejarte unos cuantos consejos claves relativos al lugar y al tratamiento del mismo a lo largo del tiempo para evitar problemas.

Mejor ubicación

La elección de la localización en la que será construido el pozo ciego es una de las decisiones cruciales. Y, en ese sentido, conviene tener en cuenta ciertas cuestiones: que debe estar en una zona donde reciba bastante luz solar para disponer de evapotranspiración, que debe estar en una zona ventilada, que debe estar alejado de zonas donde haya aguas limpias y que debe poder disponer de una profundidad de un metro ochenta aproximadamente. Además, es importante cubrir las paredes con ladrilos o piedras.

consejos para construir un pozo ciego

Qué hacer para que no se llene

La velocidad de filtración o vaciado del pozo ciego puede ser menor que la de llenado. En esos casos y con el obejtivo de impedir que se termine de llenar, debemos recurrir a una de las dos soluciones más efectivas. En un lado, la utilización de sal gruega. En concreto, se trata de verter unos 50 kilogramos de sal gruesa por las paredes y el fondo del pozo. En otro lado, la utilización de cal viva, también llamada óxido de cal. Posee acción secante, pero también acción bactericida, con lo cual puede ayudar doblemente.

Cuánto cuesta hacer un pozo negro

Una última vez para que no hagas nada que pueda comprometer tu salud y la de las demás personas: aquí la construcción de pozos ciegos está prohibida. En este sentido, conocer cómo hacer un pozo negro sirve para satisfacer la curiosidad. Nada más. Si quieres un sistema de gestión de aguas residuales para tu casa rural, la solución es una fosa séptica, la cual puedes construir por un precio aproximada de 1.000 euros, en los casos en que esté fabricada con polietileno, o de 1.800 euros si lo está con hormigón armado.