916690792
Seleccionar página

El alcantarillado de Tokio es uno de los más espectaculares del mundo desde la década de los noventa. Sin embargo, no se trata de la red de saneamiento de aguas residuales la que ocupa cientos de artículos y posts de blogs, sino la red de saneamiento de aguas pluviales y de aguas provenientes de desastres naturales tipo tsunamis. Por si no lo sabías, la capital de Japón se encuentra ubicada en una región muy peligrosa desde el punto de vista de las catástrofes. En ese sentido, los tokiotas necesitaban una solución creativa.

¿Qué es el G-Cans Project?

Por eso nació en esa misma década de los noventa el proyecto F-Cans, a través del cual, y bajo la superficie de la capital nipona, se construyó un sistema de canalizaciones, tanques, silos y turbinas con el objetivo de prevenir inundaciones. Una auténtica catedral subterránea de Tokio capaz de desviar y reconducir las aguas de una avenida hacia el popular río Edo. Las imágenes no dejan lugar a dudas: es una obra de ingeniería, de arquitectura y de construcción impresionante. Algo completamente único en el mundo.

¿Cómo son las alcantarillas de Tokio?

Como ya adelantamos anteriormente, la red de alcantarillado público para el tratamiento y reconducción de las aguas residuales es bastante común. No obstante, la red de alcantarillado para el tratamiento del agua de la lluvia y de los desastres naturales es una obra nunca antes vista. Los monzones, los tifones y los tsunamis, ausentes en nuestros país, son una amenaza permanente en Japón.

En concreto, G-Cans Project, más conocido popularmente como La Catedral, es un sistema subterránea con nada más y nada menos que 59 gigantescas columnas de 500 toneladas de peso cada una. Un peso que les permite resistir las trombas de agua que pudieran hacer acto de presencia en Tokio. Así, y debido a estas columnas y al enorme espacio vacío que posibilitan, se protege a la población.

que es el g cans project

Elementos principales

Además de las 59 columnas, La Catedral de Tokio dispone de cinco silos de contención, cada uno de ellos de 65 metros de altura y un diámetro de 32 metros conectados entre sí por 6,4 kilómetros de túneles. Por otro lado, está el tanque de agua de 25,4 metros de altura, 78 metros de anchura y 177 metros de longitud. Es, sin la más mínima duda, uno de los hitos modernos de la ingeniería hidráulica y de la ingeniería en general.

Historia

La construcción de La Catedral subterránea de Tokio comenzó en el año 1992 y tardó más de una década en terminarse. No es para menos viendo las dimensiones de sus estructuras. De hecho casi parece una broma o un relato de ciencia ficción que lo completaran en tan solo ese tiempo. Además, cabe mencionar que tuvo un coste total de unos 1.500 millones de euros. Teniendo en cuenta su finalidad, la protección de tokiotas de los desastres naturales, bien merece la pena la inversión.

alcantarillas de tokio

Inundaciones en Tokio

Tal y como indicábamos antes, Tokio es una ciudad localizada en una zona muy peligrosa. Los terremotos de gran escala, los tsunamis, los monzones, los tifones y las riadas son habituales. No en vano, esta ciudad está asentada en una llanura atravesada por cinco sistemas fluviales y algunas regiones se han hundido durante las últimas décadas a causa de la industralización y la extracción de agua.

En ese sentido, es una ciudad tremendamente castigada. Como decía una experta recientemente en la BBC a este respecto, «no sé quién decidió instalar Tokio allí». Aunque sea una broma, contiene cierta verdad: no es precisamente una región agradable y tranquila. Por suerte, la inventiva humana y la tecnología dieron lugar a La Catedral, la cual puede recoger hasta 44 millones de litros de agua.